A pocas horas de la verdad

Por Arlin Alberty Loforte

Hoy las redes sociales y los blogs son sin dudas un hervidero, no solo por el constante flujo de información, sino por el intercambio de amigos de todas partes entorno a la serie cubana de béisbol, sin dudas, el mayor espectáculo que en Cuba, junto a la XI Bienal de Artes Plástica de la Habana, se roba el show y da mucho de que hablar ahora mismo.

Lo mejor de todo es que más allá de necesidades, problemas, insatisfacciones e inconformidades muchos cubanos desde la punta de Maisí al cabo de San Antonio disfrutan de los sucesos en el Victoria de Girón o el José Ramón Cepero.

Pero en Oriente, aunque se haga sentir menos en los medios de comunicación, no sé si una vez más por fatalismo geográfico o por la tendencia marcada de occidentalizarlo todo… la cosa esta tan caliente como en la cola del caimán (fíjense bien, dije caimán y no cocodrilo) donde Víctor empuja con su experiencia, sabiduría y entusiasmo a un Matanzas que aún con jugadores de experiencia, nunca había llegado hasta aquí y Vargas, sin dudas, quiere coronar a sus leones que ya se han sentido la mordida potente del reptil.

La pelota hace de mi Isla una sola, que aún rodeada de azules, uno de los grandes encantos de esta tierra, también corre por sus entrañas el torrente rojo de la sangre cubana. Así se comparten los colores de Cuba, rojo, azul y blanco entre todos los uniformes de los equipos que añoran la gran final cubana.

En pelota, nada está dicho, es redonda y viene en caja cuadrada… y en el terreno hasta el más dócil, puede convertirse en fiera.

Facebook arde, Twitter no se queda atrás, en casi todos los blogs hay algo que decir del deporte de las bolas y los strikes. Nuevos amigos se hacen virtualmente, cálidas discusiones se sacan en cualquier esquina: que si a este le voy… que si los errores… que si la culpa de la derrota la tiene la dirección del equipo… que si bates rotos… que si discusiones en el campo… en fin, que en Cuba se vive la pelota y se sueña con que esas cuatro letras sigan brillando en la arena internacional, a pesar de los pesares y de los criterios llevados y traídos al respecto.

Unos hacen décimas a sus equipos, otros visitan al mejor santero del barrio, hay quienes recuerdan el amor frustrado con las victorias o derrotas del equipo que le late en las venas y en la camiseta, que hace vibrar a ciudades enteras y hasta a aliados, incluso, allende los mares.

A diario veo la pasión con que mi papá sigue los juegos, un gran fan que vive con intensidad todo lo que se mueve y huele a deporte. El barrio completo se entera cuando ocurre una injusticia, o lo que cree él que sea una, en el campo de juego. A voz en cuello lo disfruta, mientras yo, su “chiquilla preciosa”, le acompaño siempre: la contraparte unas veces, y otras el apoyo en sus discusiones sin fin.

Y como en casa, muchos son los hogares cubanos en los que la Patria se defiende y está también en juego a la hora de pelota.

Esta noche es no apta para cardiacos, así que a tomarse una pastillita antes de andar al estadio o sentarse frente al televisor. Quien sabe y es la oportunidad para brindar por el triunfo o esperar tiempos mejores en la próxima edición. Por mi parte, ya le tengo una cerveza prometida a un buen amigo, de seguro brindo en su honor y con orgullo, ganen o pierdan los míos hoy. La hora de la verdad ya está aquí.

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo Cuba, Deportes, Más

10 Respuestas a “A pocas horas de la verdad

  1. No podemos negar que el equipo de Industriales es muy bueno, de hecho uno de los mejores del país, pero en varios eventos, otros también han demostrado ser campeones, hoy, ese gran espectáculo se lo agradecemos al equipo de Matanzas que llegó y de que manera. Tengo fe en que los cocodrilos serán los campeones de esta serie 51.

  2. !Basta de leones y cocodrilos estoy saturada de tantas fieras!, eso lo diría cualquiera q no estuviera tono con la fiesta cubana del beisbol q está q corta, a estas horas todos los cuabanos amantes o no de la pelota está parcializado con alguno de los cuatro equipos-incluyo periodistas y/o comentaristas deportivos-yo no voto por Matanzas, esa gente les ganó a mis Gallos y eso no se los perdono pero no soy azul ni muerta q hago me parcializo con los árbitros? Por el oriente bueno no doy favoritos pero Ciego Campeón, ufff me descubrí, al final lo importante es la fiesta y esa la disfrutamos todos.

  3. Esland

    Estoy de acuerdo con el hermano, sin dudas es uno de los mejores equipos del país, por no decir uno de los más completos. Pero la proeza de Victor Mesa creo q merece un final feliz para el. Lo ha intentado en otras ocasiones dirigiendo Villa Clara y recibio un 4-0 en 2 ocasiones contra Industriales. Que gane matanzas, que ha demostrado en esta serie que con Disciplina y Corazón se puede.

  4. Reblogged this on mambiverdad and commented:
    a los demás les gusta demsiado el espectáculo y la competencia ajena, por eso anda medio mundo enganchado de los juegos y los torneos y las telenovelas y las series y todo cuanto se espectaculariza…

  5. Yisell Rodríguez Milán

    Ustedes son imposibles, pero si planifican ver un juego en casa de alguien invítenme porque me gustan mucho las meriendassssss

  6. Yisell Rodríguez Milán

    Reblogged this on Lente de Aumento and commented:
    A mí no me gustan los deportes, lo digo en público y a toda voz… pero jamás rechazaría un buen comentario….

  7. No sabía d tu afinidad por la pelota, pero ya veo, sin embargo una pregunta, después de reseñar ese gran pasa tiempo de los cubanos: a quien le vas tú?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s