Ese Caballero me sigue provocando

Arlin Alberty Loforte

Soy de los que cree que la línea entre la cordura y la locura en muy delgada. A veces pasamos de un lado a otro sin darnos cuenta, sin ser conscientes de ello. Las razones, miles; pero tanto los que miran al cielo o al suelo en busca de algo más, o los que hablan con el de al lado que existe solo en su cabeza y esconden en sus bolsillos todo cuanto encuentran a su paso, tienen una historia que contar.

En Guantánamo son verdaderos personajes y la gente fabula sobre el pasado que vivieron: que si está así por perder al amor de su vida, que si sufrió una gran frustración profesional, que si padecimientos desde niño, que si la familia o los hijos…

Lo cierto es que siempre me asaltan las mismas preguntas: ¿serán más felices que los que nos hacemos pasar por cuerdos? ¿tendrán más paz y sosiego en ese mundo al que viajan todos los días y donde decidieron vivir para siempre?

Conozco a algunos y hasta en el barrio me saludan por mi nombre, pero siempre me hacía cosquillas en el estómago la curiosidad cuando se hablaba de El Caballero de París.

Supe de él por la televisión y los recuentos que Eusebio Leal hacía de esta singular figura. Recuerdo de niña que me impresionaba mucho ver las imágenes del hombre vestido de negro y con capa aún durante el verano más agresivo.

Justo en el año de mi nacimiento, 1985, murió El Caballero. Ayer se cumplieron 27 años desde ese día.

Cuentan que era realmente José María López Lledín y que en vez de París, España fue quien lo vio nacer. Dicen llegó a Cuba en 1913 y que perdió la razón cuando fue arrestado en 1920 y remitido a la prisión del “Castillo del Príncipe” por un crimen que no había cometido.

A este hombre gentil con su pelo blanco, largo y enmarañado, y las uñas largas le gustaba saludar con gesto cortés a todo el mundo y era frecuente escucharlo discutir de política, de religión o compartir con los demás la filosofía de su vida. También aparecía inesperadamente en cualquier lugar, aunque La Habana Vieja era uno de sus preferidos.

Por eso se le ve todavía frente el convento de San Francisco de Asís donde encontró asilo para la eternidad. Y en mi última visita a esa ciudad fui a su encuentro, en busca de respuesta a mis preguntas de siempre. Y le acaricié la barba donde hoy el bronce toma otro color y es más pulido. Y le miré a los ojos. Y lo escuché. Y le confesé al oído que yo también soy de los que a veces, buscan algo más mientras miran al cielo.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Cuba, Más, Sociales

3 Respuestas a “Ese Caballero me sigue provocando

  1. Bueno ese personaje es habanero, es cierto que todos lo conocen por eso de que los medios nacionales están en la capital y todo lo de ellos es impuesto como igual a toda la nación. Aquí tenemos nuestros personajes también, para mí Moya es nuestro caballero de París, extraño pintor que aun en medio del calor más sofocante es capaz de andar con gruesos y abundantes atuendos, y sus instalaciones artísticas son un reto a la imaginación y las han confundido hasta con brujerías. Hay otros que a diario se ven por las calles, sobre todo en el centro. Todos los conocen, les saludan y a algunos hasta le huyen. Buen post arlincita.

  2. Lorenzo Crespo Silveira

    Ya llegará el momento de contar tus propias historias…

  3. Los locos son siempre fuente de inspiración… y de problemas. Y que problemas! especialmente cuando forman parte de la familia de uno. Conozco varios así. Pero volviendo a tu post, estoy segura de que admiras al caballero de París, y te provoca a pensar en las frágiles líneas que separan locura y cordura, sin embargo… a mí lo que me dan es tristeza. No es fácil verlos harapientos, mendigando, siendo apedreados por los niños, abucheados por los adultos. La vida del loco es una vida difícil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s