CXXXVI

Miro desde la ventana una ciudad desconocida,

Me son ajenas estas paredes, esta cama,

El hombre que duerme a mi lado

Sobre estas sábanas también prestadas.

Miro desde la ventana que me grita ¡Sé libre!

Pero soy rehén de estas paredes que no son mías,

Sobre esta cama y al lado de este hombre

Que apaciblemente duerme.

Y yo aquí, presa de mi pecho y mi cabeza…

Amando.  (AAL)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s