Ciudad. A Guantánamo por su cumpleaños

La esquina de Lilith

Una ciudad es su gente y sus espacios. Es su tiempo, las fotos que guardan cómo era, los sueños que la proyectan al futuro. Una ciudad es la memoria del beso en una esquina, las historias de bancos y portales. Una ciudad también son sus ausencias, las sillas que se quedaron vacías, la gente que no está, la que dejó su cuerpo repartido en la tierra santa de San Rafael, y aquella cuyos huesos, algún día, se humedecerán con la lluvia dejada caer por un cielo que no es el suyo, en algún cementerio de una ciudad extaña. Una ciudad son sus nacimientos, sus buenas noticias y sus augurios. La magia colectiva del soñar en el mismo espacio y tiempo, el dolor compartido, la angustia desmedida de algunos días. Una ciudad es cómo nació y cómo vive. Es su arquitectura y su sonrisa, el poema de quien le canta y…

Ver la entrada original 58 palabras más

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s