La sociedad civil cubana no tiene nada que hablar con mercenarios

Mediante una declaración pública, los delegados cubanos consideraron inadmisible la presencia en la nación centroamericana de mercenarios pagados por los enemigos históricos de nuestra nación.

LLEGADA A PANAMÁ
Foto: Juvenal Balán

Pocos minutos después de aterrizar en el Aeropuerto Internacional Panamá Pacífico, una antigua base militar estadounidense recuperada para la soberanía nacional, la delegación cubana a los foros paralelos de la VII Cumbre de las Américas sentó los principios que guiarán a la única, legítima y verdadera representación de nuestro país a esta cita hemisférica.

Mediante una declaración pública, los delegados cubanos consideraron inadmisible la presencia en la nación centroamericana de mercenarios pagados por los enemigos históricos de nuestra nación.

Ante una pregunta de la prensa sobre cómo sería el escenario en los foros temáticos que comienzan a sesionar a partir de mañana, una de las representantes cubanas aseguró que en ningún caso se va a legitimar un diálogo con la contrarrevolución.

“No tenemos nada que hablar con ellos”, precisó Indira Fajardo Martínez, presidenta Nacional de la Brigada de Instructores de Arte “José Martí”.

Foto: Juvenal Balán

“Por ética y por humanidad no se puede tranzar con la violencia y con el terrorismo. No es posible dialogar con la traición”, añadió Rigoberto Fabelo, Director del Centro de Iniciativas Comunitarias, una de las organizaciones de nuestra sociedad civil que estarán presentes en los foros paralelos de la Cumbre.

En el teatro de la Universidad de Panamá, donde se efectuó la conferencia de prensa, se repartió un tabloide con datos y pruebas sobre la relación de algunos de esos mercenarios con terroristas de origen cubano.

En la foto principal de la portada del suplemento posa uno de los supuestos defensores de los derechos humanos en Cuba, Guillermo Fariñas, junto a Luis Posada Carriles, el mismo que intentó volar con C-4 el Paraninfo de la Universidad de Panamá durante un acto al que asistirían tres mil personas, entre ellas el Comandante en Jefe Fidel Castro.

A nombre de las más de cuatro mil víctimas del terrorismo en nuestro país, habló Odalys Pérez González, cuyo padre era uno de los pasajeros del avión de Cubana de Aviación que fue destruido en pleno vuelo en 1976 por orden de Posada y otros miembros de la mafia de Miami.

Todavía los familiares de los 73 civiles que murieron ese día estamos esperando justicia, dijo Pérez González, quien tenía apenas 10 años cuando se llevó a cabo el atentado. “Nos sentimos ofendidos de que ellos estén representando a una Cuba que todavía llora a sus víctimas”.

Foto: Juvenal Balán

Otro de los periodistas asistentes a la conferencia preguntó sobre la posición de la sociedad civil cubana respecto al proceso para el restablecimiento de relaciones diplomática entre la Habana y Washington.

“Estamos a favor del mejoramiento de las relaciones”, explicó uno de los delegados de nuestro país. La indignación que sentimos surge tras conocer que están acreditados precisamente un grupo de mercenarios que se oponen a que haya una mejoría entre los dos países, precisó José Antonio Guardado, miembro de la Junta Directiva Nacional de la Sociedad Cubana para la Promoción de las Fuentes Renovables de Energía.

Guardado enfatizó que nuestro país no es perfecto, pero no resulta válido venir a un escenario internacional a discutir asuntos que atañen únicamente a los cubanos.

Yosvani Montano, Presidente de la Federación Estudiantil Universitaria, ratificó el apoyo incondicional de nuestro país con Venezuela y rechazó la orden ejecutiva de Barack Obama que declaró a la nación sudamericana como una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos.

Foto: Juvenal Balán

Añadió que la agenda de los contrarrevolucionarios, previamente elaborada, incluye no solo deslegitimar la realidad cubana, sino también las de la izquierda Latinoamericana y Caribeña.

El reverendo Raúl Suárez, miembro del Consejo de Iglesias de Cuba, recalcó que el decreto norteamericano no refleja los intereses de los pueblos de nuestra región, que se declaró en La Habana durante la II Cumbre de la CELAC como una Zona de Paz.

“Esa es la razón por la cual ningún gobierno de América Latina apoyó al presidente Obama, ni uno solo. Puedo que alguno haya mantenido silencio, pero en sentido general todos respaldaron el derecho a llevar a cabo el proyecto social y político que eligió el pueblo venezolano”.

“Pobre de aquellos que hacen leyes injustas y dictan decretos que afectan la vida de los huérfanos, las viudas y los pobres”, citó el reverendo de la Biblia.

Suárez continuó su intervención con una valoración sobre el pueblo cubano, que ha resistido un bloqueo antihumano y anticristiano. “Un pueblo que habla hasta por los codos pero que no se ha dejado confundir”.

Tomado de Granma.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s